05:15

Después de Beiro al 3600, descendiendo, dirección Los Incas, hay en la acera derecha diez y seis árboles.

Troncos fuertes, firmes.

Los conté un día que viajaba aburrida.

No los volví a ver.

O sí. Pero son de esas cosas que se ve y no se ve.

Hoy los volví a ver.

En serio.

Diez más seis troncos que lucían un cartel blanco.

Un reloj dibujado, la terminación del minutero y del segundero era la misma.

Dos corazones. Uno en cada manecilla.

” Te espero.

05:15

Me encuentras?

Te amo”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: