La burra panda

Desde muy chica aprendí a conjugar ese verbo.

Yo hago la burra panda.

Tú haces la burra panda.

Él hace la burra panda.

Nosotros hacemos la burra panda

Ustedes hacen la burra panda.

Ellos hacen la burra panda.

Aprendí porque lo practicaba demasiado. Me emocionaba, contaba, planeaba y me decepcionaba. A veces el orden se alteraba, pero el resultado era el mismo.

Panda.

Sucede con personas, viajes, trabajos, exámenes, inversiones. De todos ellos, los que más me angustiaron fueron los de los viajes por ser del que la gente más se enteraba y/o el cual más contaba. Y si no pasaba, entonces uno tenía que, como decía mi abuela, “poner su cara de tonto” y con las menos explicaciones posibles o con la mayoría de mentiras disponibles, decir porque lo planeado, no había sido.

 

Para no hacer la burra panda, de este viaje solo sabían los involucrados.

E internet.

 

Burra.

Gracias por perseguirme con banners de las ofertas de ese viaje que no será.

Panda.

Gracias banner de Despegar.com por recordarme “Vuelos en oferta”

Burra.

Gracias banner por aparecerte a un lado de los videos de Breakbot en youtube, ofreciéndome destinos a los cuales no llegaré.

 

Panda.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: